Críticas

press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom
press to zoom

 

ARTÍCULO PUBLICADO EL 28/06/2010 EN EL PERIÓDICO

"FRÄNKISCHER TAG" - (El diario de Franconia)

EDICIÓN Nº 145, BAVIERA,  ALEMANIA.

 

TÍTULO: "CANTO Y PIANO REVIVEN EL TANGO"

SUBTÍTULO: " ¨MILONGA Y POESÍA¨EN EL CASTILLO WONFURT"

 

"En su naturaleza sirve el tango para transmitir sentimientos

verdaderos" - Graciela Giordano, cantante.

 

Por primera vez actuó en Alemania la cantante Graciela Giordano, que actúa habitualmente  en las salas y series de conciertos más prestigiosas de su país de residencia, España.

En el festival "Milonga y Poesía", Graciela Giordano fascinó con el tango argentino, acompañada por José Gallardo.

Él es un pianista internacionalmente premiado, actúa en los festivales más prestigiosos, y es docente en la Universidad de Augsburgo.

Un singular estreno esperaba al público del festival "Milonga y Poesía",  la noche del viernes, en la bóveda subterránea del Castillo Wonfurt.

Pues la cantante Graciela Giordano, nacida en Buenos Aires y residente en Madrid, acompañada por el pianista José Gallardo (asimismo proveniente de Buenos Aires) hizo su primera actuación en Alemania.

 

La velada de tango superó todas las previsiones, y el aplauso final no quería terminar.

 

 

 

Se debe agradecer este concierto espléndido a la intendente del Festival de Música de Cámara Schloss Wonfurt Caroline von Bismarck, y al director artístico Eliah Sakakushev.

 

Graciela Giordano es una mujer simpática y grácil, de índole muy agradable.

José Gallardo, que viene entusiasmándonos desde 2005 ya en todos los conciertos de música de cámara, es un hombre de apariencia modesta, siempre con una sonrisa socarrona sobre los labios.

Discretos y carismáticos se mostraron los dos en la conversación, pero muy impetuosos y apasionados tocaron juntos. El tango parece correr en el mismo ritmo, en sus corrientes sanguíneas;  no se puede explicar de otra forma la asombrosa armonía en su primera actuación juntos.

 

Así que Graciela Giordano levanto su voz, bella y clara, y José Gallardo tocó su piano,  pareciendo que el tiempo se detenía.

Grandes gestos, énfasis o mímica falsa, no son rasgos de estos artistas.

 

Su encanto se revela a través de la gran intensidad de su expresión:

"A través del tango puedo expresar sentimientos que penetran en mí", explicó la cantante en una conversación: "No obstante, esos sentimientos se quedan en mi corazón, y no se abren camino afuera artificialmente".

El tango se interpreta en Europa bastante más teatralizado, amanerado y de forma populista,  al contrario de cómo se hace en su patria, Argentina.

"En su naturaleza sirve el tango para transmitir sentimientos verdaderos;  es como la vida, no es teatro.", explica la cantante.

"Hay textos que me acompañan en todos los momentos de mi vida."

Textos que tratan de amor, nostalgia, pasión, que hablan a la ciudad de Buenos Aires. Textos, a los cuales Graciela Giordano prestó una expresividad auténtica y profundamente emocionante.